El Patronato Provincial de Turismo de la Diputación de Castellón, a través la empresa ITINERANTUR , va a adecuar, homologar y señalizar como ruta el Camino del Cid a su paso por la provincia por Castellón.

ITINERANTUR es una empresa creada por Belén Salvador y Chema Rabasa que se dedica a la interpretación del patrimonio natural y cultural de las comarcas de Castellón a través del senderismo. Ellos mismos se definen como TRADUCTORES DE PAISAJES y os podemos asegurar que es un verdadero placer disfrutar de una de sus actividades y rutas guiadas.

BioValencia ha entrevistado a Itinerantur para saber un poco más sobre su nuevo proyecto: el camino del Cid.

1. ¿Qué se conoce como el Camino del Cid?

El Camino del Cid es un Gran Sendero en todos los aspectos: recorre 1.400 km a su paso por Burgos, Soria, Guadalajara, Zaragoza, Teruel, Castellón, Valencia y Alicante. Es una ruta única que tiene mucho más valor que el puramente recreativo o deportivo. A nivel turístico supone un gran atractivo y un recurso que merece una atención especial.

En Castellón tenemos la suerte de que en su día, Rodrigo Díaz de Vivar, para aproximarse a Valencia y conquistar aquella gran ciudad medieval, cruzara nuestra provincia. Fueron unos 75 km los que, según la tradición y la crónica del Cantar del Mio Cid, cabalgó entrando por Teruel hacia la Puebla de Arenoso y saliendo por Soneja y Sot de Ferrer, recorriendo el paso natural entre Aragón y la costa valenciana que suponen los valles de los ríos Palancia y Mijares.

2. ¿Nos podéis adelantar algo del trabajo que vais a realizar?

El objetivo de Itinerantur es dar un servicio integral de gestión, homologación y guía para conseguir la calidad y el rigor en todos los pasos a seguir hasta la homologación del GR-160.

Como se ha comentado, esta figura histórica y legendaria del Cid campeador recorre cuatro Comunidades Autónomas (Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón y la Comunidad Valenciana) y ocho provincias en las que se ha intentado que el Camino esté lo más reglado posible. Esto supone que las Federaciones de Montaña competentes en cada Comunidad homologuen los caminos y senderos pasando a convertirse en un sendero de Gran Recorrido (GR) con el nombre: GR-160 o Camino del Cid.
El Decreto 179-2004 sobre Senderismo y Deportes de Montaña obliga a registrar el sendero en el Registro Público y Red de Senderos de la Comunidad Valenciana. Actualmente, este tramo del Camino se encuentra sin registrar ni homologar. En Itinerantur vamos a llevar a cabo todas las acciones y trámites necesarios para que se lleve a cabo dicho registro y algunas más, como son la revisión de las señales existentes, desbroces y acondicionamiento del sendero, y el diseño, creación y colocación de paneles informativos en los pueblos por los que pasa el Camino, como son La Puebla de Arenoso, Los Calpes, Montanejos, Montán, Caudiel, Jérica, Navajas, Altura, Soneja y Sot de Ferrer.

 El objetivo de Itinerantur es dar un servicio integral de gestión, homologación y guía para conseguir la calidad y el rigor en todos los pasos a seguir hasta la homologación del GR-160.

camino_cid_itinerantur3

camino_cid_itinerantur2

3. ¿Qué pensáis que va a aportar esta nueva ruta a la provincia de Castellón y, en concreto, a las zonas por donde pasa el Camino del Cid?

Es importante tener en cuenta que las actividades senderistas estimulan a la población que las disfruta a conocer su entorno, y los paisajes culturales por los que se camina acaban siendo el medio para conseguir un mayor respeto por la cultura y el medio ambiente. Como siempre decimos, conocer es amar, amar es conservar. Por ello, el senderismo con contenido cultural es una muy buena herramienta para conseguir que nuestra población (local y foránea) acabe sintiendo como propios los paisajes que atraviesa el Camino del Cid. Coincide además que los municipios que atraviesa son de los más despoblados de nuestra geografía, y su población se mantiene en un duro equilibrio entre el abandono definitivo de sus casas ancestrales y el desarrollo de iniciativas turísticas que constituyan oportunidades económicas para los habitantes locales. Esperamos que, al igual que ha ocurrido en otros casos de rutas culturales y promoción turística rural, se ayude a la dinamización socioeconómica del interior de Castellón en un futuro cercano.

Como siempre decimos, conocer es amar, amar es conservar. Por ello, el senderismo con contenido cultural es una muy buena herramienta para conseguir que nuestra población (local y foránea) acabe sintiendo como propios los paisajes que atraviesa el Camino del Cid.

4. Más o menos, ¿cuándo estará lista?

Hay que especificar que, de los 75 km totales, se homologarán como GR-160 (conocido como Camino del Cid) 45 km de sendero y 30 km de pista pertenecientes a la Vía Verde Ojos Negros. Se prevé finalizar todo el proceso de homologación, señalización etc., y si todo va bien, a finales de este verano de 2015. Está siendo un trabajo arduo pero, sinceramente, muy gratificante.

5. Fundamentalmente, ¿a qué público está dirigida?

El senderismo tiene la gran ventaja de poderse practicar por todo tipo de público, solo depende del ritmo que queramos imprimirle. Además, en el Camino del Cid a su paso por Castellón hay etapas para todos los gustos: más llanas, más escarpadas, más largas, más breves, caminando o en bibicleta… También, atraviesa zonas muy diversas en cuanto a paisaje, patrimonio, pueblos y aldeas, espacios naturales, bosques y zonas de baño… ¡Para todos los gustos! Solo hay que elegir la etapa y lanzarse a caminar con los amigos, la familia o, por qué no, en soledad.

camino_cid_itinerantur1

6. Castellón está apostando mucho por el turimo de senderismo, que aúna la naturaleza, la cultura y la tradición de muchos de los pueblos de la provincia. ¿Pensáis que este tipo de turismo le está ganando poco a poco terreno al de sol y playa o queda todavía mucho camino por recorrer?

A pesar de que el senderismo es la actividad de turismo activo más practicada a nivel local y global, queda aún muy lejos -en lo que a volumen de participantes se refiere- del turismo de sol y playa, puramente contemplativo, masificado y con -en nuestra opinión- poco valor añadido. Sin embargo, según todos los estudios turísticos, hay cada vez más turistas que se guían por la calidad ambiental y cultural de sus destinos, concretamente más de un 20% de las personas que nos visitan estarían dispuestas a pagar más por visitar destinos ambiental y culturalmente sostenibles. Así que ello abre una puerta a la esperanza para todos los actores y actrices (empresas o administraciones púbicas) que, cada vez más, apostamos por el Turismo Responsable y por el desarrollo justo y equilibrado de nuestro territorio.

BioValencia