La FAO, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, plantea que, pese a la dificultad de definir explícitamente qué es la ordenación forestal sostenible, varias reuniones internacionales recientes han sugerido que hay siete puntos fundamentales que se han de tomar en cuenta. Os los resumimo a continuación.

Ordenación forestal sostenible:

1. Alcance de los recursos forestales
Es importante tener una importante cubierta y existencia forestal, incluyendo los árboles fuera de los bosques, para propiciar las dimensiones sociales, económicas y medioambientales de la silvicultura. Existe un fuerte deseo de reducir la deforestación y restaurar y rehabilitar los paisajes forestales degradados. Este tema también comprende la importante función que desempeñan los bosques y los árboles fuera de los bosques en el almacenamiento de carbono y contribuir así a moderar el clima mundial.

2. Diversidad biológica
El tema se ocupa de la conservación y ordenación de la diversidad biológica en la esfera de los ecosistemas y presta especial atención a las zonas con ecosistemas frágiles.

3. Sanidad forestal y vitalidad
Los bosques necesitan ordenación para reducir al mínimo los riesgos y los efectos de las alteraciones no deseadas, entre ellas, los incendios forestales, la contaminación atmosférica, las especies invasoras, las plagas, las enfermedades y los insectos. Estas alteraciones pueden causar efectos negativos en la dimensión social, económica y medioambiental del sector forestal.

4. Funciones productivas de los recursos forestales
Los bosques y los árboles fuera de los bosques proporcionan una amplia gama de productos madereros y no madereros. El tema manifiesta el fuerte deseo de mantener un elevado y valioso suministro de productos forestales primarios y a la vez garantizar que la producción y el aprovechamiento sean sostenibles y no comprometan las opciones de ordenación de las generaciones futuras.

5. Funciones de protección de los recursos forestales
El tema se ocupa de la función de los bosques y de los árboles fuera de los bosques en lo que se refiere a su contribución en la moderación de los sistemas edáficos, hidrológicos y acuáticos. Esto comprende mantener el agua limpia y reducir los riesgos de los efectos negativos de inundaciones, avalanchas, erosión y sequías. Las funciones de protección de los recursos forestales también contribuyen a los esfuerzos de conservación del ecosistema. Estas funciones presentan importantes aspectos intersectoriales, dado que los beneficios para la agricultura y los medios de subsistencia rurales son significativos.

6. Funciones socioeconómicas
El tema se ocupa de las contribuciones de los recursos forestales a la economía en su conjunto, por ejemplo, mediante el empleo, los valores generados por medio de los procesos de elaboración y comercialización de los productos forestales y de la energía, comercio e inversiones en el sector forestal. También afronta las importantes funciones de los bosques para hospedar y proteger sitios y paisajes de elevado valor cultural, espiritual y recreativo y, de tal modo, incluye aspectos referidos a la tenencia de la tierra, las poblaciones nativas y los sistemas de ordenación de la comunidad y el conocimiento tradicional.

7. Marco jurídico, político e institucional
El tema incluye los acuerdos jurídicos, políticos e institucionales necesarios para propiciar los seis temas mencionados, entre ellos, la adopción de decisiones participativa, la observancia de la ley y la vigilancia y evaluación de los progresos realizados. También afronta aspectos sociales más amplios, como la utilización justa y equitativa de los recursos forestales, la investigación científica y la enseñanza, las disposiciones de la infraestructura para apoyar el sector forestal, la transferencia de tecnología y la creación de capacidades y la comunicación e información públicas.