El hinojo es una planta perenne originaria del Mediterráneo que tiene raíces profundas y un bulbo blanco o verdoso del que salen los tallos donde crecen hojas de color verde
. Produce flores de color amarillo y unas semillas de color marrón. El hinojo tiene un agradable sabor que recuerda al regaliz y al anís y una textura crujiente similar a la del apio.

La planta puede crecer hasta casi 2 m de altura y todas sus partes son comestibles y tienen propiedades beneficiosas para la salud.

Propiedades del hinojo:
tiene un alto contenido de calcio, hierro, manganeso, magnesio, potasio, vitamina C y B3, y fitoquímicos que proporcionan una fuerte dosis de antioxidantes.

Los altos contenidos de fibra, potasio y ácido fólico en el hinojo son suficientes para proporcionar un sistema cardiovascular saludable y reducir los niveles de colesterol.

El hinojo es utilizado con frecuencia para resolver algunos problemas digestivos, tales como la acidez, el exceso de gases, y la indigestión.

propiedades_hinojo2

Aporta propiedades diuréticas, por lo que es útil contra la retención de líquidos y para depurar nuestro organismo. Esta planta también se usa para aliviar los problemas respiratorios, como lo son la tos, el asma y la bronquitis. Uno de los compuestos que encontramos en el hinojo es el anetol, que es capaz de reducir las inflamaciones.

Debido a que todas las partes de la planta son comestibles existe una gran variedad de usos del hinojo y formas de consumirlo. Con las hojas se puede hacer un té, dar un toque especial a platos de carne y pescado. Los bulbos del hinojo se utilizan como si fuera una verdura fresca. Para ello, se puede cortar en trozos como si fuera una cebolla tradicional y agregar a ensaladas o, también, asar o cocer junto con otro tipo de verduras.