Este mes os proponemos una receta sencilla y deliciosa. Es esencial que la sandía sea muy dulce para degustar al máximo este refrescante sorbete.

INGREDIENTES
1  Kg de sandía limpia y sin pepitas
250 ml de agua
120 g de azúcar
4 cucharadas de zumo de limón
1 pizca de sal
2 cucharadas de ron

ELABORACIÓN
Ponemos a hervir en un recipiente el agua y el azúcar y removemos lo necesario para que se mezclen. Llevamos a ebullición. Cuando empiece a hervir, contamos dos minutos. Retiramos del fuego y pasamos el almíbar a otro recipiente para que se enfríe.
Trituramos la sandía limpia junto al zumo de limón, el ron y la pizca de sal. Seguidamente lo mezclamos con el almíbar.
Congelamos durante unas horas, removiendo de vez en cuando, hasta que tenga la textura adecuada. Es necesario remover al menos un par de veces.